• COLEGIO 3

La basura ha sido siempre todo aquello que ya no nos sirve para nada. Sin embargo, ese concepto ha cambiado mucho en los últimos años y ahora todos somos conscientes de que esa basura sí puede tener una utilidad, se puede reciclar.

 

Un semáforo que indica la calidad del aire, y un decálogo ambientalista en la entrada principal de la Escuela Ciudad Lyon de la comuna de El Bosque, dan indicios que se está en un establecimiento educacional con una mirada eco-amigable. Sus rincones lo reafirman. Cada espacio ha sido destinado al aprendizaje y cultivos de huertos urbanos, al de lombricultura y compostaje, y a la cultura del reciclaje.

La Escuela, que en el año 2011 fue acreditada con excelencia por el Sistema Nacional de Certificación Ambiental de Establecimientos Educaciones (SNCAE) del Ministerio del Medio Ambiente, es hoy considerada como una de las pioneras en Chile en educación ambiental, y una de las que logró con éxito bajar los niveles de agresividad y mejorar el rendimiento escolar y ausentismo de sus alumnos.

“Además, logramos que la comunidad se sensibilizara con el tema medioambiental, porque muchas de las prácticas que los jóvenes veían acá comenzaron a replicarlo en sus casas. Por ejemplo, separar las cosas de lo que se podía reciclar y lo que no, o hacer sus propios huertos en el patio de sus hogares”, enfatizó su director Sergio Segovia.

Alcanzar estos resultados no fue una tarea fácil. Los ejes principales del currículo educativo de la Escuela fueron cambiados y dirigidos a objetivos más ambientalistas, porque “la misión que en un principio teníamos era totalmente desarticulada con el entorno social en el que vivimos. Hoy su misión es educando con calidad, equidad y compromiso con el medioambiente. Y en eso estamos”, destacó Segovia.

Para conseguirlo, el establecimiento fijó dos horas pedagógicas obligatorias por semana para todos los niveles (de pre kinder a octavo básico), y se intervinieron las áreas en desuso de la Escuela que incluyeron los pasamanos de las escaleras, la fachada del recinto y establecer el lugar donde estarían los bancales para los cultivos. A su vez, se realizaron afiches informativos con el calendario de las semillas, se pintaron murales informativos sobre el cuidado del agua y la protección al medioambiente, cada sala de clases fue bautizada con el nombre de un árbol nativo, y se creó el grupo Forjadores Ambientales que está constituido por alumnos de distintas edades que procuran la mantención y cuidado de los huertos.

Pero su intención era crear un lugar más amigable y acogedor para sus estudiantes. Un 91,3% de la población estudiantil del recinto municipal proviene del sector más vulnerable del país. “La mayoría vive en condiciones bastante complicadas, en espacios muy pequeños, con padres que tienen problemas de alcohol y drogas, y sabemos que la Escuela es uno de los pocos lugares donde ellos pueden hacer este tipo de actividades que les da un sentido de pertenencia y de cuidado con su entorno”.

Para ampliar el proyecto “eco-pedagógico”, como prefiere mencionarlo Segovia, en los talleres de agricultura urbana se incluyó también a los padres y apoderados. Una de ellas es Norma Ríos quien actualmente trabaja para el establecimiento municipal.

“Cuando me enteré que se estaba haciendo este taller siempre venía a ver si es que las plantas estaba bien regadas y cuidadas. Al ver mi interés, el director decidió contratarme para cuidar  el huerto. Si bien a mi hija no le gusta meter las manos a la tierra, me doy cuenta cómo su conducta mejoró y su interés por el medioambiente también. Desde que se desarrolló este taller ella está más preocupada de reciclar y de que en su Escuela, así como los otros niños, sigan existiendo más áreas verdes”, afirmó Ríos.

Lleva cuatro años en la Escuela y la educadora de Párvulos Gloria Iturra, está convencida que los beneficios de contar con cultivos dentro del recinto e incluir a los alumnos en el desarrollo del proyecto ecológico, mejoran además las relaciones interpersonales entre los estudiantes y los profesores

 

Fuente:Ciudad Verde

¡ Comparte esta página !Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook